El curtido de cebolla y tomate es una deliciosa salsa que se sirve como acompañante de muchos platos típicos en Latinoamérica. En Ecuador lo servimos junto al hornado de chancho, encebollado de pescado, la fritada, las menestras, y muchos platos más. Se prepara con rodajas de cebolla colorada y rodajas de tomate en jugo de limón con cilantro, aceite y sal. Esta salsa de tomate y cebolla se puede servir con chifles, patacones o tostones; o también con chips de tortilla. También es una excelente base para las ensaladas, simplemente agréguele lechuga, aguacate y quizás unos camarones asados para obtener un deliciosa ensalada.

Curtido de tomate

Ingredientes:

2 cebollas coloradas, cortadas en rodajas finas

El jugo de 3 limones

1 cucharada de aceite de girasol

2-3 tomates medianos, cortados en rodajas finas

2 cucharadas de cilantro picado finamente

Sal al gusto

Preparación:

  1. Ponga las rodajas de cebolla en una fuente con un poco de sal y poquito de jugo de limón, cúbralas con agua tibia y deje reposar por unos 10 minutos.
  2. Enjuague y lave bien las cebollas
  3. Añada el resto del jugo de limón y el aceite a las cebollas y deje reposar por lo menos durante 30 minutos
  4. Añada las rodajas de tomate y el cilantro, mezcle bien y rectifique la sal.

Recetas recomendadas: