Dulce de higos con queso

English version

Los higos pasados o dulce de higos son uno de esos postres que representan la esencia de nuestros postres: deliciosos y sencillos, justamente lo ideal para darle ese toque final a una buena comida. Los higos se cocinan en miel de panela o piloncillo con especias como canela y clavo de olor, bueno estas últimas son opcionales y depende de su gusto personal si los agrega o no.El proceso de preparar los higos es un poco largo, casi tres días: el primer día se remojan los higos en agua, al siguiente día se los cocina y se los deja remojar nuevamente durante todo el día, y finalmente al tercer día se los cocina con la miel de panela. Por lo general soy de esas personas que les gusta encontrar la forma de simplificar las cosas y hacerlas rápidas, pero en el caso de los higos pasados no funciona, he intentado simplificar el proceso pero los higos quedan muy secos, así que hay que tener paciencia pero el resultado final valdrá la pena – se los prometo. Los higos se sirven acompañados de rodajas o tajadas de quesillo o queso fresco, es muy difícil encontrar quesillo en EEUU o en Europa, el queso mozzarella fresco – de ese que viene en agua – es un buen reemplazo, también a veces se pueden encontrar en algunos mercados un queso fresco llamado “farmer’s cheese” yse me hace muy parecido al quesillo de Ecuador. Por ultimo tengo que añadir que aunque el dulce de higos es perfecto para postre también son ideales por la tarde con un buen cafecito.

Dulce de higos

Ingredientes:

20 higos, maduros pero firmes, lavados

Una pizca de bicarbonato

1 ¾ lb de panela o piloncillo

Canela, clavo de olor y otras especias – opcional

Agua

Para acompañar – Quesillo o queso fresco

Preparación:

  1. Haga una incisión o corte en forma de cruz en la parte superior – la parte angosta –de cada higo.
  2. Ponga los higos en un recipiente y cúbralos con agua, déjelos remojar durante un día entero.
  3. Cierna los higos y póngalos en una olla, cúbralos con agua, aproximadamente 8 tazas de agua.
  4. Añada la pizca de bicarbonato y haga hervir el agua con los higos, cocínelos durante 15 a 20 minutos o hasta que estén suaves.
  5. Deje los higos en el agua en el que se cocinaron durante otro día entero.
  6. Al día siguiente cierna el agua y escurra cada higo –con delicadeza – hasta sacarle la mayor cantidad de agua.
  7. Ponga la panela o piloncillo y las especias en una olla de buen tamaño, agregue 6 tazas de agua y cocínela a fuego lento hasta que la panela este completamente disuelta y se empiece a convertir en miel.
  8. Añada los higos y siga cocinando a fuego lento hasta que la miel este espesa, aproximadamente unas 2 a 3 horas.
  9. Sirva los higos – calientes o fríos – acompañados con rodajas o tajadas de quesillo o queso.