El tiramisú es uno de mis postres favoritos. Lo probé por primera vez en un restaurante en Houston con mi abuelita y mi tía, me pareció una delicia y desde entonces he probado muchas recetas en busca del mejor tiramisú. Diez años más tarde conocí a Rossana, una italiana súper divertida y súper fashion – conocida por ir de caminata a las montañas con botas de tacón alto y por comentar que hasta sus pijamas son más fashion que la mayoría de la ropa que venden en los centros comerciales en EEUU. Rossana también le encanta cocinar y prepara deliciosas especialidades italianas. He aprendido mucho de ella sobre la comida italiana – y al mismo tiempo le he enseñado a preparar ceviche de camarón, pan de yuca, etc. Una de sus mejores recetas es la del tiramisú que comparto con ustedes en esta receta.
Cuando me dio la receta me dijo que tenía que preparar el tiramisú para que ella lo probara y diera su veredicto final sobre mis resultados. Rossana es muy directa y no tiene pelos en la lengua, así que sabia que me lo iba a decir bien claro si no le gustaba mi preparación. El único cambio que le hice a la receta original del tiramisú de Rossana fue añadir un poco de ron a la crema de mascarpone. Tal vez fue suerte de principiante, pero le gusto y me dijo había quedado tan bueno como cuando lo prepara ella misma. La siguiente vez que lo prepare me comento que le parecía que las bizcotelas estaban muy húmedas y que le gusto mas la vez anterior. Una de las principales quejas de Rossana sobre el tiramisú que sirven los restaurantes italianos en EEUU es que las bizcotelas quedan demasiado húmedas. El proceso de remojar las bizcotelas con el café tiene que ser muy rápido – de 1 a 2 segundos – para que tengan la consistencia perfecta: ligeramente húmedas por fuera pero con el centro aun seco. Por lo general uso un molde de vidrio rectangular o cuadrado para preparar el tiramisú y a la hora de servirlo lo corto en porciones individuales. También se puede usar copas o moldes individuales para el tiramisú, en este caso tiene que cortar las bizcotelas en el tamaño adecuado de acuerdo al molde que esta utilizando.

Receta: Tiramisú

Descripción: Autentico tiramisú italiano preparado con mascarpone, café, huevos, ron, azúcar, bizcotelas y cacao en polvo.

Ingredientes

  • 16 oz de queso mascarpone
  • ½ cucharada de ron – opcional
  • ½ taza de azúcar
  • 3 huevos, las yemas y las claras separadas
  • 2 tazas de café espresso, enfriado (puede usar 2 tazas de café regular con 1-2 cucharaditas de espresso instantáneo)
  • 2 paquetes de bizcotelas – casi 10 oz
  • 1-2 cucharadas de cacao en polvo
  • 1-2 cucharadas de ralladura de chocolate

Preparación

  1. Bata las yemas hasta que estén espumosas, agregue el azúcar y el ron.
  2. En otro recipiente, bata las claras de huevo hasta que este a punto de nieve – con picos firmes.
  3. Con una cuchara mezcle el queso mascarpone con las claras batidas, mézclelos envolviendo suavemente el queso con las claras hasta que tenga una mezcla consistente.
  4. Agregue, envolviendo con suavidad, la mezcla de las yemas de huevo.
  5. Sumerja las bizcotelas, de una en una, en el café – hágalo rápidamente y en menos de 1-2 segundos para que las galletas no salgan demasiado húmedas o empapadas.
  6. Coloque las bizcotelas remojadas en un molde hasta que formen una capa completa.
  7. Cubra la primera capa de bizcotelas con una capa de la crema de mascarpone.
  8. Repita el proceso y ponga otra capa de bizcotelas remojadas en café.
  9. Termine con la capa final del mascarpone y deje refrigerar el tiramisú por lo menos 6 horas.
  10. Antes de servir, espolvoree la parte superior del tiramisú con el cacao en polvo y con la ralladura de chocolate.
 
 
 
 
 

Recetas recomendadas: