In English

La piña es una fruta que me encanta, es delicioso comerlo directamente, pero también se puede usar para hacer deliciosos postres como flan o queso de piña, dulce de piña, pasteles o ensaladas de frutas como el come y bebe. La piña es un excelente ingrediente para preparar jugos y cocteles, y hasta se lo puede usar para acompañar carnes y mariscos. Otra cosa que me encanta de las piñas es que se puede usar todas las partes de esta fruta, a pesar de que mucha gente no usa las cortezas y el corazón o núcleo de la piña, estas partes se pueden usar para preparar una deliciosa bebida llamada chicha de piña. Simplemente se hierven las cortezas y el núcleo de la piña con agua, panela o piloncillo, y especias. Recuerdo que mi mama siempre preparaba chicha de piña, nos encantaba y por lo general lo terminábamos muy pronto. La chicha de piña se puede dejar fermentar, pero en nuestra casa nunca teníamos la paciencia para dejar que se fermentara.


La chicha tradicional es una bebida fermentada que se prepara con maíz, pero también se puede preparar chicha con yuca, arroz, avena u otros ingredientes. La chicha de maíz o chicha de jora se preparaba tradicionalmente masticando el maíz y luego dejándola fermentar en una olla de barro con especias y panela – la saliva ayuda al proceso de fermentación. Por suerte (y por higiene), ahora la chicha de maíz se prepara moliendo los granos de maíz. La chicha preparada con ingredientes como arroz, avena o frutas como piña por lo general no se deja fermentar o solo se fermenta ligeramente. Estas chichas se encuentran en la mayoría de restaurantes en Ecuador y se suelen servir como refrescos para acompañar los almuerzos.


La chicha de piña se endulza con panela, también conocida como piloncillo o panocha en otros países. En EEUU se lo puede encontrar en la mayoría de tiendas de productos latinos. En caso de no encontrar panela se puede usar azúcar morena en su lugar. Esta receta de chicha de piña no es fermentada, pero lo puede guardar por varios días en la refrigeradora, con las cortezas y el núcleo dentro de la bebida, y cada día se pone mejor. Si quiere preparar la versión fermentada de la chicha de pina, entonces hierva la mitad de las cortezas con el agua, panela y especias. Luego agregue la otra mitad de cortezas y el núcleo crudo – déjelos reposar en una olla tapada a temperatura ambiente o 60F durante un día y luego refrigere hasta que se fermente (obviamente hay riesgo de que la pina se pudra – así que evite consumirlo si se empieza a podrir). La chicha de piña se sirve fría, en especial en los días calurosos, pero durante los días de frio también se puede servir bien caliente.

 

Receta: Chicha de piña

Descripción: La chicha de piña es una bebida de piña que se prepara cociendo a fuego lento las cortezas y el núcleo de la pina con agua, panela o azúcar morena, y especias.

Ingredientes

  • Las cortezas y el núcleo de una piña, orgánica si es posible y bien lavada
  • ½ a ¾ libra de panela o azúcar morena, ajuste a su gusto
  • Especias variadas: canela, pimienta dulce, clavo de olor, anís, etc
  • 10-12 tazas de agua

Preparación

  1. Ponga todos los ingredientes en una olla grande
  2. Haga hervir, luego reduzca la temperatura y cocine a fuego lento, tapada parcialmente y revolviendo de vez en cuando, durante aproximadamente una hora
  3. Sirva la chicha de piña cernida, fría o caliente. Puede dejar las cortezas, el núcleo y las especias en el líquido para que el sabor se siga concentrando. Puede guardarse en la refrigeradora por varios días.

 

 

 

 

Recetas recomendadas: